A E RUSANOV: DESCRIPCIÓN DE UN CASO REAL DE RESURRECCIÓN

En este post, citaremos una parte de uno de los casos de resurrección llevados a cabo por Grigori Grabovoi y que está descrito en su libro “La Resurrección de las Personas y la Vida Eterna de ahora en adelante son nuestra realidad!” junto con los Certificados y Documentos debidamente legalizados y notariados.

Por temas de extensión del artículo y de derechos de Autor, el texto aquí publicado corresponde tan solo a la tercera parte de este caso de resurrección debidamente documentado en el libro del Autor.

caso resurrecion rusanov optimized

Para quienes no solo siguen, sino que además practican y estudian las Enseñanzas, es de vital importancia contextualizar la resurrección como un procedimiento natural y en palabras del Autor, como “un proceso estándar pues pronto, la resurrección estará en la naturaleza de las cosas, llegará a ser una norma de la vida”.

Escribe el Autor:

«El 25 de septiembre de 1995, durante mi encuentro personal con Grigori Petrovich Grabovoi, me dirigí a él solicitándole la regeneración, la restauración completa de mi hijo AE Rusanov, nacido el 22 de agosto de 1950 quien falleció el 16 de junio de 1995. Mi hijo nació en Moscú y falleció también en Moscú.

Antes de pedir la ayuda de GP Grabovoi yo estaba completamente desesperada, sufrí un ataque cardíaco. Después de dirigirme a GP Grabovoi en algún momento a principios de octubre de 1995 la esperanza de que mi hijo volviera, nació en mí.  Comencé a sentir su presencia (espiritual) en la casa. Fui al cementerio y, acercándome a la tumba de mi hijo, vi que una grieta profunda atravesaba toda la tumba, y en el medio había un agujero. formado, por así decirlo, con la expulsión de tierra desde el interior.

En algún momento alrededor de la medianoche, vi claramente (con los ojos cerrados) como dos cuerdas blancas que se extendían desde mi pecho hasta la tumba de mi hijo, hasta el agujero que se formó en ella, y luego tiré de estas cuerdas hacia mí, mientras sentía todo este peso. Todo esto duró varios segundos.

Mi hijo fue enterrado en el cementerio de V. en Moscú, pero mi visión de su tumba fue al nivel de la ventana de mi apartamento, que se encuentra en el séptimo piso. Cuando me dirigí a G.P. Grabovoi pidiéndole restaurar a mi hijo Rusanov AE, compartí esto con la ex esposa de mi hijo, Kozlova Tatyana Ivanovna, con quien después de su divorcio mantuvimos una relación amistosa, ella estuvo presente en su funeral. Durante nuestras conversaciones posteriores en el período de octubre a febrero, Kozlova T.I. me dijo de forma reiterada que a menudo en las calles de Kaliningrado y Moscú veía a personas con un gran parecido físico a mi hijo Rusanov AE.

A principios de febrero de 1996, ella viajaba en el tren «Yantar» de Moscú a Kaliningrado Báltico y en la cabina del vagón en el que ella se encontraba, viajaba una persona muy similar a mi hijo Rusanov A.E. Similar en apariencia, modales, comportamiento, gestos, mirada, pero con una especie de desapego, perdido, enajenado. Él viajaba con un hombre que parecía acompañarlo, conducirlo, pero al mismo tiempo nunca lo llamaba por su nombre. Kozlova T.N. se sorprendió cuando mi hijo Rusanov A.E. expresó un claro desconocimiento al ver un billete de mil rublos (de la nueva emisión).

Declaración de Tatyana Ivanovna Kozlova de fecha 27/05/1996. Estuve casada con A.E. Rusanov de diciembre de 1975 a octubre de 1982. Después del matrimonio con Rusanov, A.E. mantuve una relación cercana con su madre, Emilia Alexandrovna Rusanova. Durante una reunión con ella el 26 de septiembre de 1995, me dijo que se había reunido con Grigori Petrovich Grabovoi para pedirle restaurar a su hijo, AE Rusanov, quien nació en Moscú el 22 de agosto de 1950.

De acuerdo con el certificado de defunción, Rusanov A.E. murió el 16 de junio de 1995 en Moscú. Después de eso, sabiendo que Grigori Petrovich Grabovoi estaba trabajando en la restauración de A.E. Rusanov, comencé a evidenciar entre octubre de 1995 a febrero de 1996 que a menudo encontraba en la calle a personas muy similares físicamente  a A.E. Rusanov y cuando viajé a la región de Kaliningrado, sucedió que compartí  la cabina del tren con un hombre que parecía sacado “del otro mundo”. Este hombre que se encontraba sentado al frente mío coincidía con Rusanov A.E. nacido en 1950, en las siguientes características: color de cabello, color de ojos, rasgos faciales y forma del rostro.

El comportamiento de esta persona coincidía exactamente con el comportamiento de A.E. Rusanov. Al mismo tiempo, también se correspondían los rasgos de carácter. Tenía los mismos hábitos (taciturno, predilección por la lectura y la mayor parte del tiempo estuvo leyendo el periódico).

La persona que lo acompañaba era un hombre de mediana estatura, quien nunca lo llamó por su nombre durante todo el viaje. Y cuando esta persona le mostró el dinero, la persona correspondiente a Rusanov se sorprendió al ver 1000 rublos de una nueva emisión de billetes, a lo que el acompañante le explicó que se trataba de dinero de un nuevo billete.

La impresión era que él (acompañado por el hombre) había estado aislado de la vida real durante algún tiempo. Aunque, muy probablemente, conservó sus habilidades profesionales, ya que el hombre que lo acompañaba comentó que ellos movilizaban vehículos.

El encuentro arriba descrito tuvo lugar el 2 de febrero de 1996 durante mi viaje en la ruta Moscú – Kaliningrado en el tren Yantar.

Esta es la descripción del caso presentada por los participantes directos en estos eventos. Estas descripciones reflejan varios puntos importantes que consideraremos con más detalle.

Comenzamos nuestra consideración con la declaración de Emilia Alexandrovna, madre del fallecido. De hecho, al comienzo de su declaración, Emilia Aleksandrovna dice que después del comienzo de mi trabajo sobre la restauración de su hijo, ella tuvo la sensación de su presencia espiritual en la casa.

El hecho es que incluso cuando una persona experimenta la muerte biológica y pasa por la etapa de entierro y se encuentra en una tumba específica, todo el conocimiento adquirido por él aún se conserva en su conciencia y esta conciencia se da cuenta de su conexión con el cuerpo, en el que ya no es la vida, o mejor dicho, lo que se suele llamar vida.

Y en este sentido, el cuerpo, incluso sin procesos vitales, en este caso, el cuerpo del hijo, al fijar en él la conciencia de la madre, responde adecuadamente al contacto de la conciencia externa, a la información contenida en el impulso de la conciencia externa y en concordancia, se presenta la respuesta correspondiente. De esto queda claro que visualizando el cuerpo, es posible transferir el conocimiento de la resurrección a su alma.

Posteriormente, después de que la resurrección se llevó a cabo, al preguntarle al resucitado, resultó que en el momento en que la conciencia externa se volvió hacia él, realmente percibió todo esto y correlacionó su cuerpo físico con su propio «yo», aunque este cuerpo físico estaba en la tumba y naturalmente estaba limitado en sus capacidades de muchas maneras.

Además, el retornado dice, y este es un hecho bien conocido, que su presencia a nivel de información general demostró que su estado físico, el cuerpo sigue existiendo y tiene todas las cualidades posibles y necesarias para seguir siendo parte de la sociedad en general, una parte de la sociedad, y es importante señalar que este conocimiento contenía tanto la información anterior, correlacionada con las funciones anteriores de este cuerpo físico, y nueva información, ya correlacionada con su muerte biológica.

Seguimos leyendo la declaración. Cuando Emilia Alexandrovna llegó al cementerio y se acercó a la tumba de su hijo, vio que una grieta profunda atravesaba la tumba y se había formado un agujero en el medio, por así decirlo, con la expulsión de tierra desde el interior. La explicación de esto es la siguiente. La mencionada emisión desde adentro debe considerarse como la materialización primaria de la conciencia, esa conciencia que estaba en el cuerpo físico.

Después del comienzo de mi trabajo sobre la resurrección, tuvo lugar la materialización primaria de esta conciencia en una forma esférica y su salida al marco informativo del planeta. Luego viene la etapa de crear una estructura material alrededor del alma, la estructura que solemos ver cuando miramos a las personas. Podemos decir que tanto en la teoría como en la práctica, una persona puede considerarse como una estructura de conciencia que tiene un cuerpo determinado.

Haré un comentario en el camino. Hablé de la materialización primaria de la conciencia en forma esférica. Entonces, después de que esta esfera atraviesa el marco informativo del planeta, su proyección puede ocurrir en el próximo feto (y luego nacerá un niño), o su proyección puede ocurrir en la estructura de la resurrección. En este caso, debido a la gestión de control, se realizó una proyección en la estructura de resurrección. Es decir, se recreó el mismo cuerpo, se recreó la misma persona. Así que aquí se hizo lo mismo que hizo Jesucristo al resucitar a Lázaro. La única diferencia en este caso, es que han pasado no pocos días, sino varios meses después de la muerte biológica.

Entonces Emilia Aleksandrovna escribe que una vez, alrededor de la medianoche, vio claramente, con los ojos cerrados cómo, dos cordones blancos se extendían desde su pecho hasta la tumba de su hijo, hasta el agujero formado en la tumba; luego pareció que ella halaba estas cuerdas hacia sí misma, sintiendo un peso enorme a medida que tiraba de ellas. Todo esto duró varios segundos.

De la descripción adicional se deduce que el hijo de Rusanov fue enterrado en el cementerio Vostryakovsky en Moscú, y la visión de su tumba fue al nivel de la ventana de su apartamento, ubicado en el séptimo piso. Los dos cordones descritos anteriormente caracterizan la etapa de transición. El primer cordón apareció cuando la madre estaba dando a luz al niño, esta es la estructura del nacimiento de su hijo.

El segundo cordón es la estructura de la posible prolongación, extensión, continuación de su conciencia o de su esencia. Ya he mencionado que tras la muerte biológica de una persona, son posibles dos opciones: o el nacimiento en otro niño y, por tanto, la implementación de la reencarnación, o la resurrección y, por tanto, la creación del mismo cuerpo, y no solo la recreación de la materia anterior, sino cualquier estructura de conciencia. En este caso, la opción de resurrección se realizó debido a la gestión de control externo.

La aparición de dos cordones de conexión y percepción al mismo nivel de la tumba del hijo, y el departamento ubicado en el séptimo piso, significa conexión de estructuras de la conciencia de su hijo y el entorno exterior.

En la práctica de la resurrección hay un aspecto bastante singular que se caracteriza por el hecho de que un cuerpo está atado a la estructura, al lugar donde el cuerpo pasa a estar después de su muerte biológica. Es decir, el lugar donde se coloca el cuerpo, es el lugar de este lazo. El lazo primario está dentro del radio de unos dos metros del cuerpo físico. Toda el área de la conexión está aproximadamente dentro del radio de 50 metros desde la tumba, y más lejos está la salida al marco informativo del mundo exterior.

Conocer el vínculo y los aspectos relacionados con él es importante para el procedimiento de resurrección, ya que la transición de regreso a través de la muerte biológica en realidad incluye también la transición a través de la estructura del vínculo.

Y el que está siendo resucitado, naturalmente, debería tener como objetivo dejar este lazo. Por cierto, si la descripción de la visión, dada por Emily A., se ve en perspectiva, podemos decir que la forma de la tumba que vio es una variante de lazo de un cuerpo biológico a un lugar fijo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La Prática del Control, el camino de la Salvación Volúmen II

Los hechos son seleccionados por Grigori Grabovoi de tal manera que la memorización optimiza sus eventos y sana. La curación se logra mediante la lectura repetida y la memorización de todos los hechos del libro de tres volúmenes. Al memorizar, sus eventos se optimizan más rápido. El resultado se puede obtener leyendo los tres volúmenes secuencialmente una vez y volviéndolo a leer varias veces.

parte ii la practica del control el camino de la salvacion optimized

INSCRÍBETE EN NUESTROS CONVERSATORIOS

Normalización de la economía y las finanzas con las Tecnologías de Grigori Grabovoi

Armonizar las relaciones personales, de pareja, familiares y sociales aplicando las Tecnologías de Grigori Grabovoi

Lograr la Solvencia Económica gestionando la realidad con las Tecnologías de Grigori Grabovoi

This site is protected by wp-copyrightpro.com